Sacos Nórdicos

Sacos nórdicos baratos

¿Tu hijo es un terremoto durante el día? Entonces, seguro que también lo es cuando duerme. Si buscas una solución para que no se destape en toda la noche, por muchas vueltas que dé dormido, tienes que probar los sacos nórdicos.

Saco Nordico Bambi
Sacos Nórdicos

Saco Nordico Bambi

(5/5) según 2 calificación(es)
79,07 €
Saco Nordico Vichy Saco Nordico Vichy 2
Sacos Nórdicos

Saco Nordico Vichy

(4/5) según 1 calificación(es)
53,29 €
Saco Nordico Bosque
Sacos Nórdicos

Saco Nordico Bosque

(5/5) según 2 calificación(es)
53,29 €
Saco Nórdico Bonn Saco Nórdico Bonn 2
Sacos Nórdicos

Saco Nórdico Bonn

(4/5) según 1 calificación(es)
71,07 €
Saco Nordico Star Javier Larraizar Saco Nordico Star Javier Larraizar 2
Sacos Nórdicos

Saco Nordico Star Javier Larraizar

(4,5/5) según 2 calificación(es)
53,70 €

Sacos Nórdicos en Regalarhogar

¿No sabes lo que es?


Va a encantarte porque con este saco:


La cama se hace en dos minutos.


Tu hijo está calentito toda la noche.


Y con la gran variedad de modelos que existen, seguro que encuentras alguno que os guste a ambos.


A continuación, te explicamos todo lo que debes tener en cuenta a la hora de comprar un saco nórdico.



¿Por qué están tan de moda los sacos nórdicos?

La solución para soñadores inquietos.


Los sacos nórdicos son una pieza de cama pensada para los más pequeños de la casa. Porque resultan tan calientes como un nórdico normal, pero están cerrados para que no entre nada de frío.
Están compuestos por una sábana bajera ajustable (que se pone sobre el colchón) y una funda nórdica (que se coloca sobre la sábana anterior).


Ambas se unen mediante cremalleras en los laterales, formando el “saco” en el que se mete el niño a la hora de dormir.

Con el sistema de cremalleras, tu hijo permanece tapado toda la noche, aunque dé mil vueltas en sueños. Y tú podrás dejar de levantarte cada dos por tres para ver si sigue tapado o está cogiendo frío.


Además, en Regalar Hogar incluimos una funda de almohada a juego con el saco nórdico, para que no tengas que estar buscando una que te combine.



Todo lo que debes saber antes de comprar un saco nórdico infantil


Disponemos de un amplio catálogo de sacos nórdicos infantiles y juveniles, que te permitirán mantener a tu hijo abrigado durante sus horas de sueño.

Pero antes de decidirte a comprar, debes tener claras todas las opciones entre las que puedes elegir.


Vamos allá.

1. Tipos de sacos nórdicos: con cremallera o con fuelle

Aunque el sistema de cierre es el mismo, puedes encontrar sacos nórdicos solo con cremallera o con cremallera y fuelle.


Sacos nórdicos con cremallera: el sistema de unión entre la sábana bajera ajustable y el saco son solo las cremalleras laterales.


Sacos nórdicos con fuelle: además de las cremalleras, el saco tiene un fuelle lateral, una “extensión” de la misma tela de unos 10 cm de ancho, para facilitar la movilidad dentro de la cama. Aunque hasta los 12 años, el cierre con cremalleras suele ser suficientemente holgado.


Sacos nórdicos para bebés o camas especiales: existen modelos específicos para cunas, minicunas o camas de ancho o largo especial. Consulta la medida de tu cama para encontrar el modelo de saco nórdico que más se ajuste.


Cualquier modelo, además, tiene una cremallera interior por la que se coloca el relleno nórdico dentro del saco.



2. ¿De qué material están hechos los sacos nórdicos juveniles?


En Regalar Hogar tenemos modelos de algodón o de mezcla algodón + poliéster con proporción variable (el porcentaje exacto está especificado en cada modelo).


¿Por qué elegimos estas fibras?


Algodón: porque es la fibra natural más utilizada en los textiles de cama por su capacidad de absorción y por lo transpirable que es. También es alergénico y muy agradable al tacto. Eso sí, cuidado al lavarlo, evita el agua caliente para no llevarte disgustos.


Poliéster: porque es una fibra sintética muy liviana, pero también resistente, que no se deforma ni se arruga por mucho “trote” que le des. Además, absorbe menos humedad que otras fibras, por lo que repele hongos y bacterias y evita que se generen malos olores.


Los modelos que más nos gustan en Regalar Hogar son los de mezcla de algodón y poliéster.


Esta mezcla textil consigue que los sacos nórdicos sean agradables al tacto, resistentes y fáciles de lavar: 3 condiciones indispensables para la habitación de un niño.
También se arrugan menos, con lo que la cama siempre tendrá un aspecto impecable (y así te ahorras tiempo de plancha).


La decisión es tuya. Echa un vistazo a nuestro catálogo de ropa de cama y busca la composición que más te convenza.



3. Medidas más habituales: sacos nórdicos para camas de 90 y 105


Los sacos nórdicos están pensados para camas infantiles y juveniles, por eso lo normal es encontrarlo en las medidas de las camas individuales que suelen tener niños y adolescentes.


En nuestro catálogo de ropa de cama encontrarás sacos nórdicos de 90 cm y 105 cm, las más habituales (aunque también existen los sacos nórdicos para camas de 80 cm).



4. ¿Con relleno o sin relleno?


En Regalar Hogar puedes comprar el saco nórdico con o sin relleno, solo tienes que elegir la opción que prefieres en el menú desplegable de cada modelo.


Si eliges la opción con relleno, tienes que saber también:


Cuánto abriga el relleno: la capacidad de abrigo del relleno la da el gramaje, que es la densidad de relleno por metro cuadrado. A mayor gramaje, más calor. Nuestros rellenos tienen como mínimo 200 gr/ m², perfectos para el invierno en casas con calefacción.


De qué está hecho el relleno: todos los rellenos de los sacos nórdicos de Regalar Hogar están hechos de microfibra con tacto pluma. Es un tejido sintético ligero, transpirable y aislante. Es muy resistente y se lava fácilmente en la lavadora.


Si ya tienes un relleno nórdico en casa, elige la opción de saco nórdico sin relleno (pero asegúrate de que es de la misma medida que la funda del saco para no tener problemas).



5. ¿Hay diferentes diseños para elegir?


¡Por supuesto! En Regalar Hogar tenemos más de 70 modelos de sacos nórdicos infantiles y juveniles con distintos motivos:


Estampados clásicos: que no se pasan de moda y podrás usar durante años aunque el pequeñín crezca.


Personajes de sus dibujos animados preferidos: para que sea aún más fácil que se vaya a la cama.


Con impresiones digitales: con diseños más infantiles para los más pequeños o con más personalidad para los chicos mayores de la casa.


Si quieres acertar seguro, elígelo a medias con el peque de la casa. Así evitarás discusiones futuras.
Además, todos nuestros modelos tienen complementos a juego, como fundas de cojines o cortinas.


Echa un vistazo a todo el catálogo antes de hacer el pedido porque el envío es gratuito, y así puedes decorar toda la habitación en el mismo estilo de un modo muy sencillo y económico.


En la ficha de cada saco nórdico te aparecen las sugerencias del resto de artículos textiles de la habitación y que hacen juego con el modelo que hayas elegido.



6. ¿Qué diferencias hay entre un saco nórdico y una funda nórdica?


Un saco nórdico se parece bastante a una funda nórdica porque ambos son un “sobre” de tela (la funda) en el que se mete el relleno nórdico, que es lo que abriga.

La diferencia fundamental entre ambos es el sistema de sujetarlos a la cama.

Las cremalleras del saco nórdico impiden que el niño se destape, pero la funda nórdica solo va sujeta por los pies de la cama, con lo cual es más probable que el niño acabe destapándose por la noche.



¿Por qué deberías comprar un saco nórdico para tus hijos?


El saco nórdico infantil es un artículo relativamente nuevo que se está extendiendo rápidamente, porque tiene varias ventajas, tanto para los niños como para sus padres.

1. El niño estará tapado toda la noche


Aunque tu pequeño tenga el sueño muy movido y no deje de dar vueltas, no se destapa gracias a las cremalleras laterales que unen el saco nórdico a la funda bajera ajustable.
Además, el relleno del nórdico es ligero, por lo que está abrigado sin la sensación de peso y agobio que le da una manta tradicional.


2. Mejora la salud de toda la familia


El saco nórdico te asegura que el niño está abrigado, con lo que te ahorras tener que levantarte cada hora a taparle. Sin estos “despertares”, tú también dormirás mejor y te despertarás con más energía.
Seguro que te evitas unas cuantas visitas al pediatra este curso por prevenir unos cuantos catarros. ;)


3. Tu hijo puede hacer la cama sin tu ayuda


A partir de una edad es recomendable que los niños empiecen a tener sus propias responsabilidades, y hacer la cama suele ser muy habitual.

Pero colocar la sábana bajera ajustable, otra sabana, la manta y una colcha, no es sencillo. Puede que consigas que haga la cama, pero es imposible que quede como tú quieres.

Con un saco nórdico, la cama siempre quedará bien hecha, porque el niño solo tiene que colocar la sábana bajera (le resultará muy fácil con las gomas ajustables) y subir las cremalleras.


4. Es perfecto para camas nido y literas


Este tipo de camas ahorran un montón de espacio en las casas actuales, que no suelen tener mucho sitio disponible en las habitaciones.
Sin embargo, tienen la pega de que son más difíciles de hacer que otras camas.
Un saco nórdico es sencillísimo de colocar también en una cama nido o incluso en la litera de arriba, porque una vez puesta la sábana bajera ajustable, solo hay que cerrar la cremallera lateral para que el saco quede en su sitio.


5. Puedes usar el saco nórdico todo el año


En los meses de más calor o en las estaciones de entretiempo (otoño y primavera) tal vez no necesites el relleno nórdico, solo el saco. Y es que puedes sacar el relleno de la funda del saco para que tu hijo esté más fresco (es fácil, hay una cremallera por debajo para hacerlo).
En invierno, el relleno de microfibra de 200 gr/ m2  te garantiza que tu hijo estará abrigado durante toda la noche.


6. Te ayuda a que el niño empiece a dormir en su cama


¿Estás deseando que tu hijo empiece a dormir solo y salga de tu cama?

Siéntate en el ordenador con él o ella y elegid juntos el modelo de saco nórdico que más le guste.

Si le implicas en la “creación” de su propia cama, estará más motivado para dormir solo porque habrá tomado parte en la decisión.



Regalar Hogar: elige entre una gran variedad de sacos nórdicos

Ahora que ya sabes cómo elegir el mejor saco nórdico para tu hijo o tu hija, solo te queda decidir cuál va a ser el modelo.

Si te queda alguna duda sobre el pedido o sobre el mejor saco nórdico para vosotros, puedes llamarnos al teléfono 968 958 109, o escribirnos a nuestro formulario de contacto.

También te invitamos a visitar nuestras secciones de ropa de cama de: Fundas nórdicas, edredones, sábanas, y colchas bouti.

¡Nos encantará echarte una mano para que tu hijo esté deseando irse a dormir a su habitación!


También te puede interesar...

Últimas opiniones

Por Rosario J. el 13 Dic. 2019 :

(4/5) 
Nominal del producto : Saco Nordico Nuit Buena compra online, buena...

Por Pilar P. el 13 Dic. 2019 :

(5/5) 
Nominal del producto : Saco Nordico Dunas La sábana bajera encaja muy...

Por Rocío C. el 11 Dic. 2019 :

(5/5) 
Nominal del producto : Mantas Mora Serena 161 La calidad de la manta...

Al visitar Regalarhogar, aceptas nuestro uso de "cookies".