Fundas nórdicas 150

Fundas Nórdicas 150 baratas

En nuestro catálogo encontrarás fundas nórdicas de 150 baratas y con gran variedad de diseños (lisas, estampadas…), estilos (elegante, vintage…) y materiales (algodón o poliéster).

Funda Nórdica Tula

Funda Nórdica Tula

44,82 €
Ver
Funda Nórdica Dresde

Funda Nórdica Dresde

44,82 €
Ver
Funda Nórdica Sines

Funda Nórdica Sines

59,01 €
Ver
Funda Nórdica Mundi

Funda Nórdica Mundi

59,01 €
Ver
Funda Nórdica Bremen

Funda Nórdica Bremen

52,73 €
Ver
Funda Nórdica Bonn

Funda Nórdica Bonn

52,73 €
Ver
Funda Nórdica Sicilia Sansa

Funda Nórdica Sicilia Sansa

35,17 €
Ver
Funda Nórdica Amán Sansa

Funda Nórdica Amán Sansa

35,17 €
Ver
Funda Nórdica Bucarest Sansa

Funda Nórdica Bucarest Sansa

35,17 €
Ver
Funda Nórdica Bolonia Sansa

Funda Nórdica Bolonia Sansa

35,17 €
Ver
Funda Nórdica Bristol Sansa

Funda Nórdica Bristol Sansa

35,17 €
Ver
Funda Nórdica Kansas Sansa

Funda Nórdica Kansas Sansa

35,17 €
Ver

¿Buscas una funda nórdica para tu cama de 150 cm?


¿Y que sea bonita, de calidad y que además te salga barata?

Pero antes de lanzarte con tu compra, lee atentamente estos consejos que te ayudarán a elegir la funda más idónea para ti.

Vamos allá.


Fundas nórdicas de 150 baratas: todo lo que debes tener en cuenta

Te has decidido a dar el paso y cambiar tu vieja ropa de cama por una funda nórdica. Pues bien, ahora solo falta que elijas la que mejor se ajuste a tus gustos y personalidad.

Y para facilitarte la tarea, te hemos preparado esta guía con todos los detalles en los que debes fijarte antes de realizar tu compra.

Así acertarás seguro.


1. Diseño de las fundas de 150 cm: estilo, colores y estampados, ¿qué prefieres?


El estilo de tu habitación habla de ti y de cómo eres. Si más atrevido con estilos modernos y vanguardistas, más sobrio con diseños elegantes y clásicos, o alegre y vivaz con combinaciones de diferentes colores.

Y es que en la diversidad está el gusto. Por eso, en nuestro catálogo tenemos esa funda que mejor se adapta a tu personalidad:

    Elegante: si eres de gustos más refinados y clásicos.

    Vintage: si te apasiona lo retro.

    Étnico: para gente curiosa y aventurera.

    Shabby chic: si prefieres un toque más moderno y arriesgado.

Pero si prefieres que tu funda sea de algún color en concreto, tenemos fundas de toda la paleta de colores (seguro que encuentras tu color favorito):

    Grises.

    Naranjas.

    Verdes.

    Azules.

    Rosas.

    Etc.

Además, los tenemos con sus diferentes tonalidades (más oscuros o más claros, según prefieras).


¿Qué diseño encaja mejor para ti?

Se trata de una decisión muy personal que no podemos tomar por ti, pero lo que sí que podemos hacer es orientarte.

Por ejemplo, si la decoración de tu habitación es de corte minimalista o sencilla, te recomendamos utilizar una funda nórdica lisa que combine con la sencillez del resto de elementos decorativos.

Por otro lado, si en tu habitación predomina una decoración más clásica con muchos muebles y objetos, una funda estampada será la guinda para que tu dormitorio esté perfecto.

Elige entre la gran variedad de estampados de nuestra web, como por ejemplo:

    Pinturas abstractas: para una decoración más vanguardista y moderna.

    Cenefas originales: el contrapunto perfecto para una decoración más clásica.

    Flores: rosas, margaritas, girasoles, etc. Ideales para un interior de corte rústico.

    Formas geométricas: círculos, rombos, cuadros, etc. La simetría nunca falla a la hora de decorar una habitación.

    Animales: gatos, mariposas, pájaros, etc. Un toque de naturaleza a tu estilo.

Vaya, lo difícil será que solo te quedes con una.



2. ¿Qué material elegir para la funda nórdica, algodón, poliéster o mezcla?


Sin duda, los materiales de las fundas que mejor cuidan tu piel son:

    El algodón 100%.

    La mezcla de algodón y poliéster (50-50).

El algodón resulta suave y transpirable, pero el poliéster es más resistente y es antialérgico, aunque por contra resulta menos agradable al tacto.

Por eso, nuestra recomendación es que ante la duda te quedes con la mezcla de ambos, ya que se trata de un tejido que combina a la perfección las características de ambos: suave al tacto, transpirable, duradero y antialérgico.

¿Cómo puedes saber de qué material está hecha la funda que has elegido?

En la ficha de producto, justo debajo de la imagen, en el apartado “Composición” podrás ver en detalle de qué material es la funda.


3. ¿Qué gramaje debe tener el relleno de la funda nórdica?

Por gramaje se conoce al grosor del relleno de la funda. Y cuanto más grosor, más calor ofrece la funda.

Por eso, nuestra recomendación es que utilices un relleno diferente según la estación del año:

    En invierno: un gramaje de 400 gramos es perfecto para no pasar ni un poco de frío.

    En entretiempo: uno de 200 gramos es lo ideal, pero si eres friolero o vives en una zona donde suele hacer más frío, lo mejor es que subas a 300 gramos.

    En verano: debido a su calidad, puedes usar la funda sin relleno como si fuera una sábana encimera.

Así no pasarás ni frío ni calor, y podrás usar tu funda nórdica durante todo el año.



4. ¿Cuáles son las medidas de una funda nórdica de 150?


Las fundas nórdicas de 150 son conocidas también como fundas nórdicas de matrimonio, debido a sus medidas: 240 x 240 cm.

Bajo una funda así caben dos personas ampliamente, por lo que tanto si duermes solo como si duermes acompañado, vas a estar siempre arropado y calentito sin miedo a quedarte destapado en mitad de la noche.



7 Beneficios de usar una funda nórdica de 150 que te van a convencer


¿Por qué elegir una funda nórdica y no otro tipo de cubrecama? Por todos estos beneficios que te explicamos a continuación.


1. Son para todo el año


Como hemos visto más arriba, con las fundas nórdicas estarás muy calentito en invierno y fresquito en verano.

Ya puedes deshacerte de esas mantas del siglo pasado, porque con una funda nórdica no te hará falta nada más.


2. Aportan un plus de decoración



¿Siempre has querido que tu dormitorio luzca tan fantástico como los de las revistas del hogar?

Con una funda nórdica puedes vestir tu cama con el diseño que prefieras, dándole un toque muy bonito y personal a tu habitación. Elige los colores que más te relajan o los estampados que mejor combinen con el resto de los elementos de tu dormitorio.

Verás como se te queda una habitación muy chula, digna de foto.


3. Más espacio = un dormitorio más ordenado



Si no tienes espacio para guardar la ropa de cama en tu armario, es porque todavía no has probado las fundas nórdicas.

Ocupan prácticamente el mismo espacio que las sábanas, por lo que podrás tener varios juegos y seguir teniendo espacio para otras cosas. Además, al no usar mantas ni colchas, todavía ganarás más sitio en tu armario.

Qué gusto da ver la habitación recogida y ordenada, ¿verdad?


4. Fundas nórdicas de 150: un regalo útil y bonito



¿Tienes una amiga o un amigo que vaya a mudarse a otra casa? Pues entonces te aconsejamos que le regales una funda nórdica. Verás como aciertas.

¿Por qué? Pues porque nada se agradece más que un regalo práctico, bonito y con personalidad cuando toca irse a vivir a otro lugar y hay que decorar una habitación desde cero.

Te aseguramos que le hará mucha ilusión.


5. No te marees haciendo la cama



¿Y si esos 5 minutos que tardas en hacer la cama los pudieses disfrutar durmiendo?

Las fundas nórdicas te permiten hacer la cama en dos sencillos y rápidos movimientos. Solo tienes que colocar la funda de nuevo sobre la sábana bajera y estirar para que no queden arrugas.

Fácil ¿no?

Ya verás como te acuerdas de nosotros por esos 5 minutos extra de sueño. ;)


6. Son muy fáciles de lavar



Cuando llegue el momento de lavar tu funda, solo tienes que quitarle el relleno (resulta muy fácil, pues las fundas tienen una apertura por la parte inferior por donde puedes sacar el relleno sin complicaciones) y meterla directamente en la lavadora.

Eso sí, te recomendamos leer atentamente las indicaciones del fabricante en la etiqueta de la funda, ya que puede necesitar un programa de lavado específico o una temperatura concreta del agua.

Verás como te duran muchos años perfectas como el primer día.


7. [Ofertas fundas nórdicas para camas de 150] Cuida tu bolsillo



¿Eres de los que se cansa rápido de ver siempre la misma decoración en su dormitorio?

¿Quieres cambiar tu ropa de cama pero te preocupa que se te vaya de presupuesto?

No te preocupes.

Como puedes comprobar viendo nuestro catálogo, las fundas que tenemos ofrecen una excelente relación calidad-precio, por lo que no tendrás que rascarte mucho el bolsillo para hacerte con la que más te guste.

Te invitamos a descubrir el resto de nuestro catálogo de ropa de cama: fundas nórdicas, edredones, sábanas, colchas, mantas, colchas bouti y mucho más...

Y como el envío es gratuito y tenemos muchísimos otros productos para el hogar, ¿por qué no? Date un capricho y regálate otra cosa. ;)


Regalar Hogar, tu sitio de confianza para comprar fundas nórdicas para camas de 150



¿Te han sido útiles nuestro consejos? Pues ahora ya puedes pasar a la acción.

Haz scroll para arriba para consultar nuestro catálogo de fundas nórdicas, para descubrir esa funda que te va a enamorar. Tenemos los mejores diseños online esperándote.

Y recuerda que los gastos de envío son totalmente gratis desde 55€ y que tendrás tu funda en casa en un máximo de 10 días laborables.

Para cualquier pregunta que te surja, no dudes en consultarnos enviándonos a través de nuestro formulario de contacto.

Estaremos encantados de atenderte.

También te puede interesar...

Al visitar Regalarhogar, aceptas nuestro uso de "cookies".